Blogia
zalmedina

Piratas

Piratas

“Se hizo cabeza de corsarios, por donde señoreó nuestros mares”. Esta frase del Historiador Francisco Gómez de  Gómara recoge la importancia de la actividad corsaria en el imaginario del comercio en el Mediterráneo. La piratería siempre ha estado presente en la mente colectiva a lo largo del Mediterráneo. El mismísimo Julio César en su juventud fue secuestrado por los piratas, colmando las iras de los magistrados romanos que fueron en su busca. A lo largo del siglo XVI Jeredín Cachidiablo, el tuerto Sinán de Esmirna y el archiconocido Barbarroja llevaron de calle a los mercaderes genoveses, venecianos y españoles en su pugna por lograr la primacía en el comercio del Mediterráneo. Posteriormente, en las posesiones americanas, los corsarios prestaban oficios bélicos a las coronas europeas, funcionando básicamente como guardacostas frente a otros corsarios. Durante todas  estas fases históricas, la piratería se enmarcaba en un proceso de lucha y rebelión contra un comercio establecido, una institución naval y un imperio real.

A lo largo de estos últimos años, se ha visto aumentado el ataque de piratas somalíes a los barcos pesqueros que faenan en aguas próximas a Somalia. Muchas cosas han cambiado, incluso en los códigos de la piratería. Afortunadamente, el corte de cabeza  y el botín han sido sustituidos por e-mails pidiendo el ingreso del rescate millonario en Dólares a un banco de las Islas Caimán, la otrora poderosa armada española financia a empresas de seguridad paramilitar ya que ella tiene miedo a disparar, aunque nos cueste su mantenimiento una fortuna a todos los españoles y se ha perdido el respeto al temido y poderoso adversario.  Hoy en día nos importa un bledo saber el porqué estos “pobres negritos” somalíes se embarcan con un Kalashnikov porque no hay otra salida posible y las múltiples guerras internas han arrasado su país, tanto en tierra como en mar.  África se muere lentamente y a nadie parece importarle. El continente negro no es visto como un enemigo potencial, no ha sido entrenado por la CIA y no pone bombas mediáticas con convocatoria de prensa en Al- Jazeera. Solo interesa explotarlo y esquilmarlo con dureza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres