Blogia
zalmedina

Querido Leo

Cuando estás a punto de cumplir quince días, me gustaría contarte un pequeño cuento, el cuento de la vida cotidiana en la que te ha tocado nacer.

Naciste un nueve de mayo, el día de Europa justo cuando el proyecto de la Unión Europea se está conviertiendo en un gigante económico más que en un proyecto político y social en dónde los ciudadanos podamos sentirnos representados. Durante tus primeros años de vida vas a vivir en un país en plena crisis económica y social  dónde   los ricos son cada vez  más ricos,  los pobres,  cada vez más pobres y la clase media creada en los años ochenta del pasado siglo  está desapareciendo poco a poco debido a que los especuladores financieros que nos llevaron a esta crisis están  condicionando de nuevo  al Estado a que tome medidas que les favorezcan de nuevo a ellos, soportando los gastos los mismos de siempre.

Los primeros años de tu vida vas a vivir en una tierra con una luz especial que la dota de una personalidad particular. Vas a estar rodeado de olivos y almendros que seguro que te ayudarán a comprender la magia del Bajo Aragón, un territorio con grandes oportunidades pero que todavia no ha solucionado sus problemas estructurales.

Tus papás queremos que durante estos años desarrolles tu personalidad y tu imaginación, jugando, riendo y  llorando junto a tu familia y amigos. No queremos que seas un niño perfecto para fardar con otros padres apuntándote a kárate, música ó inglés si a ti no te gusta, sólo queremos que vivas feliz y contento y que poco a poco vayas fraguando tu propia personalidad aprendiendo  los secretos de la vida.

Cuando seas adulto nos gustaría que vivieras intensamente la vida, que seas independiente, que puedas viajar mucho si así lo deseas y que puedas ser solidario con tus semejantes, intentando frenar las desigualdades sociales de este mundo que nos ha tocado vivir.

Ahora nos haces feliz observándote cómo te mueves, cómo gesticulas y cómo comienzas a sonreir cuando el sol del Bajo Aragón se camufla en tu habitación y te despierta de tus sueños. A partir de ahora, puede que poco a poco, vaya dejando varado este blog tan poco actualizado al no tener casi tiempo, pero estoy seguro que me encandilaras con tus gestos y no echaré de menos esta red.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres