Blogia
zalmedina

Los ojos de la selva

Los ojos de la selva

Ingrid Betancourt ha vuelto junto a un grupo de rehenes. Una operación militar de inteligencia calculada al límite ha logrado inflirtarse en las filas guerrilleras, y ha conseguido liberar a Ingrid Betancourt y a un grupo de rehenes que permanecían secuestrados en el interior de la selva. Conozco muy poco Colombia, estuve allí en la boda de unos amigos, y pude intuir que la vida y la muerte cohabitan a cada hora todos los días. No obstante, percibes en los ojos de los colombianos la alegría por vivir y por disfrutar en cada momento de la intensidad de la vida, a pesar de la inmensa pobreza y de la violencia cotidiana que impregnan a la sociedad colombiana los grupos paramilitares y la guerrilla de las FARC.

La noción de libertad se opone a la de coerción o coacción. Tal y como comenta e filósofo Jesús Mosterín, coaccionar a alguien es obligarle a hacer algo que no quiere, inducirle a la fuerza hacer lo que no haría voluntariamente. En este caso, cierto grado de coerción es necesario, aunque sea para salvaguardar los bienes públicos,e incluso una vez aceptadas esas restricciones, aún nos quedaría margen para la libertad.

 

A pesar de que en el mundo hay más coerción que la necesaria y mucha menos libertad de la conveniente, el estado democrático tiene que ejecutar la coerción a los grupos armados e instarles a la negociación política. Hay que devolver a la vida a los hombres y mujeres que lloran cada noche en lo más profundo de la selva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres