Blogia
zalmedina

Telemierda

Tengo una relación confesa de amor y odio con los reallities y los culebrones sensacionalistas. Siempre he considerado que despues de trabajar, con la cabeza condensada de cuadros contables, facturas, proyectos, y temas varios, es bueno sentarse en casa entre semana, ojear por encima el teatro burlesco de la vida a través del televisor, y poder deglutir una ensalada mientras la mente se relaja rodeados de cachulis, Grandes Hermanos, La Esteban y los jóvenes alevines pseudocomentaristas procedentes de los programas de " telerealidad" que aspiran a montarse una discoteca en las zonas de influencia, enrollarse endogámicamente entre ellos y " llamar a sus abogados".´ Si bien esto tiene un aderezo de ordinariez, macarronería y chabacanería, pequeñas raciones de frivolidad no vienen mal de vez en cuando, te resalta el teatro de la vida vista a través del esperpento del callejón del gato como diría Valle- Inclán.

El problema es que ese pequeño aderezo de frivolidad se esta conviertiendo desde hace un tiempo en " chute" insoportable que condensa todas y cada una de las redes de televisón. Si no es el caso de la mujer agredida que vende por capítulos a modo de noria las fases del maltrato, es el caso de la ruptura de la mujer del futbolista gaditano que cuenta las venturas y desventuras de su relación.

Ayer antes de irme a dormir con el libro de Saramago en mano, observé como la " novia hortera de España" ha vuelto de nuevo. LA PANTOJA HA ROTO DEFINITIVAMENTE CON CACHULI". A modo de tribunal de tesis, la Patiño iba desentrañando la novela de terror, mientras otros compañeros de supuesta tertulia defendian sus tesis. Muchos de ellos tienen verdaderos imperios construidos con la mierda. Ellos sientan catedra en la tele mientras en sus empresas de comunicacion contratan a chavales que van con las alcachofas en mano doce horas seguidas por unos puñeteros 800 Euros.  Saramago tiene razón. El viaje del elefante ha vuelto.

Vayanse a la mierda

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

ana -

yo he tomado una solución drástica:ya no tengo televisión

Mestizo -

Espero que El País incluyera también a todos esos tertulianos "suyos" que también viven del cuento. Un día saben de futbol internacional, al día siguiente de elecciones en Bukina-Fasso, al siguiente de economía doméstica... Eso si, progresismo y todo eso..

En fin, qué mundo por Dios¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ángel -

Lo más triste es que vayan de periodistas por la vida. Ayer en el país se hablaba de cerca de 500 tertulianos que viven del cuento

Oscar -

Yo también ando leyendo el viaje del elefante, un buen libro.

saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres